Como artista e investigador Gregorio Fontaine Correa (a.k.a Gregorio Fontén) explora el vacilar entre la danza y la escucha, en el cual la canción aparece como una resonancia entre cuerpo y entorno.

Esta exploración de la canción se ramifica en poesía; cantos, improvisaciones, piano y grabaciones de campo; instalaciones y visuales, el Winka Wayno Sound System, obras plásticas y escritos especulativos.

Actualmente Fontén reside en Valparaíso, Chile y desarrolla un proyecto de postdoctorado en el Insituto de Arte de la Universidad Católica de Valparaíso que enmarca la práctica artística del vacilar como una onto-ficción sónica latinoamericana.

Es doctor en Artes Sónicas por Goldsmiths, University of London y su trabajo ha sido publicado y presentado en diferentes lugares de América y Europa destacando presentaciones en el Queen Elizabeth Hall (Londres), Center for New Music (San Francisco), Fundación Phonos (Barcelona), CMMAS (Morelia), Teatro Municipal de Santiago entre otros y las publicaciones Contemplación (Libros de la Elipse, Santiago 2001), FM (Veer Books, Londres 2014) y Transducción (Sonhoras, Barcelona 2018).

Sus canciones han sido descritas como únicas y destartaladas, cuyo efecto es alucinatorio, corrosivo; a la vez extraño y bello.